El delantero argentino deberá negociar su renovación de contrato con Barcelona, que termina en 2018, y en España especulan que no firmará.