Siempre he pensado que un evento o patrocinio que no tiene cobertura mediática, no se vende dos veces a una marca.

En sentido general no hay marketing deportivo efectivo, sin exposición mediática.

Las marcas se preocupan enormemente por colocar su logo en la mesa de la rueda de prensa, en poner sus vallas en el campo o en enviar su logo para la página web.

Sin embargo, esta presencia de marca no está únicamente dirigida al expectador que fue al estadio a ver el partido, ni a los invitados al coctel con la prensa; tampoco a quienes visitan la página.

Esta publicidad es para los espectadores de televisión y los cientos de miles de dominicanos que abrirán el periódico al día siguiente o escucharán la radio.

He ahí donde radica el inmenso aporte de la prensa en el evento, ya que multiplica de manera exponencial el valor de la información que genera el evento deportivo.

Dicho de otra manera, una exposición mediática adecuada mediante una correcta gestión de relaciones públicas debe ser prioridad número uno para el responsable de marketing deportivo.

La exposición mediática permite entre otras cosas: generar retorno de la inversión de los patrocinadores, influencia en la decisiones futuras de posibles patrocinadores que no formaron parte, influencia en los comentarios de los líderes de opinión, captación de audiencia en todos los niveles (asistentes al evento, teleespectadores, seguidores a través de las redes sociales), además de promocionar y reforzar el posicionamiento de nuestro evento.

Evidentemente para lograr todo lo anterior, lo primero que debes hacer es conocer tu entorno mediático: quiénes son los encargados de convertir en letras y palabras tu evento en cada uno de los medios de comunicación.

Los contenidos son otro punto fundamental a la hora de lograr una correcta exposición mediática. ¿Qué le interesa leer a la gente? ¿Qué le interesa publicar a los medios? En las actividades deportivas las jugadas históricas, los entrenamientos, partidos, estadísticas y las emociones que genera el deporte, son el insumo esencial.

Lograr la mayor presencia posible en los medios de comunicación debe ser tu mayor preocupación durante el evento. Esto garantizará el retorno de la inversión de tus patrocinadores.