El brasileño estuvo muy cerca de arribar a los parisinos para reemplazar a Zlatan Ibrahimovic, pero finalmente no se dio la operación.