Croacia era puro festejo en el inicio de la Eurocopa tras superar un difícil debut ante Turquía y vencer por 1 a 0 en el Parc des Princes de París. Sin embargo, Darijo Srna, capitán de los croatas, no estaba de ánimo para festejos, luego que se enterara que su padre había fallecido en medio de la disputa del partido. 

El lateral derecho recibió el permiso del cuerpo técnico y se trasladó rápidamente a su país natal para estar en el funeral de su padre, al que fue acompañado del entrenador de la selección, Ante Cacia, y su asistente, Josip Simunic. Luego del sepelio, el capitán volvió a Francia para reintegrarse a la concentración de los balcánicos. 

Pero las malas noticias no paran para la selección croata y ahora es el entrenador de arqueros el que está sufriendo con la muerte de su padre. Tres días después de la triste noticia que recibió Darijo Srna, ahora le tocó a Marjan Mrmic sufrir con el fallecimiento de su progenitor. El ex arquero de Besiktas viajó este miércoles a Croacia para asistir al funeral, para luego volver a la concentración. 

Croacia no lo pasa bien fuera de la cancha, pero esperan pasar el trago amargo el próximo viernes 17 de junio con una victoria ante República Checa, duelo válido a la segunda fecha del Grupo D, que les asegure su presencia en los octavos de final de la Eurocopa.