La NBA ha informado mediante su informe arbitral de los dos últimos minutos de los partidos del día anterior que la canasta que anotó James Harden y dio el triunfo a Houston Rockets ante Golden State no debió haber subido al marcador.

Según la liga, la acción de Harden debería haber sido señalada como falta en ataque, anulando los dos puntos que decantaron el partido del lado local y otorgando la posesión a los Warriors. “Harden inicia contacto con Iguodala para crear espacio y le mueve de su posición legal en defensa”, reza el informe.

Los Rockets terminaron ganando el partido 97-96, resultado que deja un 2-1 en la eliminatoria. El cuarto partido se disputará el domingo de nuevo en Houston.