Los comentaristas del canal VGTV Sports no podían creer que la modesta selección sanmarinense les haya convertido un gol en su propia casa.