Marcelo se colocó de rodillas detrás de la barrera para impedir que la "Pulga" sorprendiera al "Scratch" con un tiro a ras de césped.