Sergio Ramos no tiene claro su futuro. A últimas fechas, los rumores de su salida del Real Madrid se hacen más grandes, al igual que crece el interés de Manchester United en ficharlo.

Pero Ramos no quiere dejar el conjunto merengue, sólo desea que el equipo le dé el lugar que le corresponde, por ello, se reunió, acompañado de su hermano y representante, René Ramos, con José Ángel Sánchez, director deportivo del club merengue, según informó el diario español “Marca”.

En esta reunión, Ramos argumentó que no se siente valorado por el equipo y que tampoco le agradan las filtraciones que han hecho sobre si situación contractual, pues ante el aficionado, parece que el defensa español sólo se mueve por dinero.

Además, Ramos reclamó una promesa incumplida por parte de la directiva del Real Madrid: hace un año en Lisboa, Florentino Pérez le aseguró al defensa que tendría por fin, el lugar que merece en el equipo, luego de anotar el gol que permitió el alargue del duelo ante Atlético de Madrid a tiempos extras, donde pudieron ganar la “Décima” Champions League.

De acuerdo con Ramos, a él le corresponde un sueldo de 10 millones de euros, mientras que el club sólo le paga 7 millones, y aunque no pidió claramente que se le aumentara el salario, sí insinuó estas pretensiones y dejó en claro que no desea que lo vendan.

Lo que procede, según el medio español, es una reunión entre Florentino Pérez y Sergio Ramos para así, tratar de ponerle fin a los rumores y especulaciones y llegar a un acuerdo para que se quede el futbolista que se ha convertido en una de las mayores figuras del Real Madrid en las últimas temporadas.