Artes marciales mixtas es la nueva tendencia que cala en el gusto de los amantes del deporte a nivel mundial y en nuestro país se empieza a sentir con impacto a través de Kombate Urbano Libre (KUL),  la única empresa que promueve esta disciplina en la República Dominicana.

Los golpes contundentes y las llaves de sumisión, sumados a la poca credibilidad del boxeo y la lucha libre han propiciado que este deporte espectáculo tome terreno dentro del favoritismo del público, algo que liderados por Ricky Ravelo, presidente de Kombate Urbano Libre han querido aprovechar en el mercado dominicano.

Con dos veladas de 10 combates, la más reciente celebrada en el coliseo Carlos Teo Cruz, KUL demostró que las MMA (artes Marciales Mixtas por sus siglas en inglés) es el deporte de mayor crecimiento al nivel mundial y que el país no escapa de esa realidad.

La calidad de los luchadores que participaron en este evento se evidenció en Harold “La Promesa” Rivas, catalogado como el mejor de todo el Caribe y quien mostró esa condición al derrotar en tan solo 37 segundos a Jean Paul Deyant de Haiti con una llave de brazos conocida como “Mata León”, del Jiu-jitsu brasileño, estableciendo un récord para la compañía.

Kombate Urbano tiene como principal objetivo llevar a través de los barrios y sectores de bajos recursos del país la experiencia de las AMM, con el fin de que los jóvenes dominicanos se interesen por este deporte, brindándoles una oportunidad de competir en lo que les apasiona, además de poder captar recursos económicos por hacerlo.

“La MMA les abre las puertas a los demás atletas que quieran hacer el cambio, además de que en el profesionalismo la parte económica es mucho mayor que en la federada, evidenciándose en la gran cantidad de atletas olímpicos que se cruzan a las artes marciales mixtas”, expresó Ravelo, sobre las oportunidades que brinda la compañía que dirige Ronda Rousey.

Caín Velásquez y Fabricio Werdum son algunas de la figuras centrales que han llevado a la UFC (Ultimate Fighting Championship) y este deporte al más alto nivel de reconocimiento, un estándar que espera alcanzar con sus peleadores.

Dentro de los luchadores que forman parte de Kombate Urbano Libre se encuentran “Spirman Money” Méndez  quien demostró por qué es la carta de dinero de KUL al ganar su último combate por sumisión ante el veterano peleador Marcos “Thunder” Hernández quien cayó en 0-2.

El drama tambien es parte de las emociones que se viven en este deporte.

Edwin “Black Diamond” Valenzuela, otro de los talentos que accionan en esta compañía se afianzó como el máximo 145 del país al derrotando por KO técnico a Anthony Hidalgo, remontando de manera dramática a los 2:56 del primer round.

El éxito obtenido durante este año ha propiciado que Kombate Urbano Libre programe una tercera cartelera denominada “KUL 3” la cual promete seguir llenando las expectativas del público en marzo del 2016.