Las bondades de las campañas electorales hay que aprovecharlas. El mensaje va para los promotores de la posible sede del Clásico Mundial de Béisbol en el país.

Es obvio que el tema no estaba en la agenda del Presidente Danilo Medina, pero la pregunta “light” de la Cámara de Americana de Comercio provocó que el ejecutivo se refiriera al tema y las palabras del primer mandatario favorecen a La Romana y el estadio Francisco Micheli.

El pueblo dominicano merece ver una pata del Clásico, palpar a sus campeones, pero, asimismo, debe apoyar el montaje y desde ahora adelantamos que no va a ser barato. De todas maneras, si se evita el viaje a Puerto Rico o Miami, más personas tendrán la posibilidad de disfrutar el evento.

Un impulso gubernamental viene bien a la petición de sede. Más, si un ministerio como Turismo, el cual fue mencionado por el Presidente, pone a disposición parte de los recursos que se necesitan para el montaje exitoso.

Sea en la el estadio Juan Marichal o en el Francisco Micheli, una sede dominicana debe ser aceptada y apoyada por todos, desde las empresas hasta los fanáticos, razón de ser de cualquier movimiento en ese sentido.

Que el Presidente toque el tema de manera positiva es un cambio importante a favor de quienes impulsan las dos peticiones del país que estudian los organizadores del Clásico.

En lo particular, me gusta más la opción capitaleña, pero si los que tienen el poder de decisión ven más potencial en La Romana, pues que sea esa la sede a impulsar.

Nada asegura que tendremos el visto bueno, pero el esfuerzo debe hacerse  porque algo favorable para el béisbol dominicano se moverá si se logra la sede. La mejoría de la estructura escogida y el disfrute del pueblo son los principales beneficios posibles. Así que aprovechen la coyuntura y las bondades de la campaña.