Kei Kamara sacó aplausos al festejar su tanto haciendo twerking y poco le importó ganarse la amarilla. Se une a otras particulares celebraciones.