River Plate está en la final de la Copa Libertadores tras 19 años de ausencia. Los “Millonarios” se impusieron al Guaraní en semifinales y ahora esperan al ganador de la llave entre Tigres de México e Internacional de Brasil.

Pero además de tener la oportunidad de ganar la tercera Libertadores en su historia, River busca ser el representante de Conmebol en el Mundial de Clubes que se llevará a cabo en Japón el próximo mes de diciembre, y para eso tiene dos opciones.

La primera es que Tigres elimine a Inter y llegue a la final, porque aunque los mexicanos se coronen, no pueden representar a Conmebol ya que ellos pertenecen a otra confederación (Concacaf) y están en la Copa Libertadores en calidad de “invitados” por lo que serían los argentinos quienes obtendrían el boleto a Japón.

La segunda opción es que Inter llegue a la final pero que River Plate la gane, de esta manera, como campeones de la Copa Libertadores obtendrían el derecho a participar en el torneo al que ya están clasificados el Barcelona de España (UEFA), América de México (Concacaf) y Auckland City de Nueva Zelanda (OCF).