LeBron James no disputará el partido que esta noche enfrentará a los Cavaliers y a los Rockets por decisión de su entrenador.

Tyronn Lue, técnico de los Cavs, informó que el recientemente nombrado jugador de la semana de la Conferencia Este tendrá libre esta jornada para llegar fresco a los Playoffs. “No hay demasiadas posibilidades de que descansando un partido se consigan 4 días reales de descanso, por lo que pensé que esta era una buena oportunidad para hacerlo” dijo Lue. El entrenador se refiere al hecho de que tras jugar el sábado frente a los Knicks, James tendrá la posibilidad de coger fuerzas y aguardar a los Brooklyn Nets el jueves, lo que supone un descanso significativo a estas alturas de la temporada.

Lue asimismo afirmó que espera tener aún más oportunidades de dosificar a James antes del final de la temporada regular. Además, el entrenador de los de Cleveland habló de rotar también a Kyrie Irving, Kevin Love, J.R. Smith y Matthew Dellavedova de cara a llegar en un estado físico óptimo a los Playoffs. Sin embargo, descartó realizar rotaciones masivas como las que acostumbra a hacer Gregg Popovich en los San Antonio Spurs. “Ni se me ha pasado por la cabeza”, contestó tajante Lue al ser preguntado por ello.

Los Rockets pueden salir beneficiados

La noticia ha debido caerle de maravilla a unos Houston Rockets que mantienen una encarnizada lucha por entrar entre los ocho mejores de la Conferencia Oeste. El equipo de James Harden se aferrará a la estadística de que los Cavaliers tienen un récord de 1-2 cuando no juega James esta temporada, y un 4-12 desde que volvió a Ohio. Los tejanos marchan ahora mismo igualados con los Dallas Mavericks con 36-38 y ven como una visita realmente complicada a Cleveland puede ser ahora un poco más sencilla sin el concurso de James.