El anuncio de la retirada de Kobe Bryant ha revolucionado la NBA, como no podía ser de otra forma. Hoy los elogios al ’24’ llegan del ’23’ de Cleveland Cavaliers, un LeBron James que reconoce que vio en Kobe una meta a alcanzar y un modelo a seguir, que le motivó para llegar a donde ha llegado y que su retirada es “realmente triste”.

El peinado a lo ‘afro’ de James en el instituto tenía una influencia clara. “Lo llevaba porque él lo llevaba”, reconoce el de los Cavs,  “quería ser como él. Y siempre dije que mi inspiración venía de Jordan, pero siempre pensé que Jordan estaba tan fuera de este mundo que nunca podría llegar ahí. Kobe era alguien que… De alguna forma, quería ser como él y jugar como él“.

LeBron asegura además que “siempre pensaba en Kobe” durante los entrenamientos de pretemporada para esforzarse más. “Siempre sabía que yo tenía que estar en el gimnasio. Sabía que tenía que ser mejor debido a Kobe Bryant. Sabía que él estaba en el gimnasio y que estaba trabajando en su juego. Y sabía que era fantástico. Así que cada día que no quería trabajar o que sentía que no podía dar más, pensaba en Kobe. Porque sabía que se estaba haciendo mejor y pensaba ‘Tío, si te tomas un día de descanso, va a cogerte ventaja. No puedes tomarte un día de descanso. No puedes’. Y lo usé para motivarme durante toda mi carrera. Así que extrañaré un poco eso”.

Los partidos contra España en el recuerdo

A la hora de elegir sus mejores recuerdos como compañeros de equipo en el Team USA, LeBron fija la mirada en dos partidos contra España. El primero, la final de Pekín 2008. “No quedaba mucho partido y estaba igualado. Rudy Fernández acababa de meter un canastón. Se pusieron en zona y necesitábamos responder. Movimos la pelota, le llegó a Kobe en la izquierda y lanzó un triple sin pensarlo. Le hicieron falta, jugada de cuatro puntos y a partir de ahí nos distanciamos. Fue buenísimo”.

El segundo, mismo rival y mismo año, habla de la competitividad de la leyenda de púrpura y oro. Fue en las rondas preliminares y Bryant recibió en los primeros compases del partido una flagrante por arremeter contra Pau Gasol. “‘Este tío está en otro nivel’, pensé. Me encantó. Fue una de las primeras jugadas del partido y pensé, ‘Para este todo gira en torno a ganar y para quién juega o con quién juega en ese mismo momento’. Se olvidó de que Pau era su compañero, de verdad se olvidó de que le iba a ver en tres semanas en L.A. Lo juro, fue una locura”.

La final que nunca fue entre Lakers y Cavaliers

Para LeBron hay un gran punto negro en los años en los que ha coincidido con Kobe. “No pude mantener mi parte del trato en 2009 con los fans, con nosotros, para encontrarnos en las Finales”. Los Cavs fueron los mejores en temporada regular en la 2008-09 con un 66-16, seguidos de los Lakers de Bryant con un 65-17. La expectación generada por aquellos Playoffs fue inmensa. “Sé que el mundo quería verlo. Yo lo quería, nosotros lo queríamos. Él mantuvo su parte y yo no mantuve la mía, y lo odio. Odio que aquello no sucediera”.

Los Cavs perdieron 4-2 en las finales del Este ante los Orlando Magic de Dwight Howard, Rashard Lewis o Hedo Turkoglu, entre otros. Kobe y Pau terminarían llevándose el anillo y las esperadas finales entre los dos futuros miembros del Hall of Fame nunca llegaron, pues los Lakers desaparecieron de esa lucha cuando el Big Three reinó en Miami. El ’24’ estuvo en las Finales entre 2008 y 2010, el ’23’ se hizo fijo entre 2011 y 2015.

El último cara a cara en la NBA

James finalizaba su rueda de prensa asegurando que ya había buscado (y rodeado) en el calendario las dos últimas oportunidades que tendrá para enfrentarse a Bryant en la NBA. El 10 de febrero en Cleveland, el 10 de marzo en Los Ángeles. “Será muy emocional y muy divertido. Obviamente quiero ganar y él quiere ganar también, pero algunas cosas serán más importantes que una victoria o una derrota… Simplemente ser capaz de verle y saber que es su última ronda. No lo sé. Realmente el año que viene no tendrá sentido ver a los Lakers y no ver a Kobe con su equipación. 20 años, 13 de mi carrera. Como profesional, le he visto jugando en los Lakers durante casi la mitad de mi vida. Va a ser muy extraño”.