LeBron James no quiso darle ningún tipo de importancia ayer a las palabras de Stan Van Gundy en las que el entrenador de los Pistons apuntaba que al alero “no se le podía tocar” a la hora de defenderle.

“Stan ha sacado lo mejor de mí en una serie de Playoffs durante sus días en Orlando [refiriéndose a aquella eliminatoria de 2009]”, dijo James. “No se trata de mí contra Stan. Se trata de sus equipos frente a los equipos en los que yo he estado, y no voy a tener una batalla individual con él”.

Arrepentimiento de Van Gundy

Recordemos también que tras decir Van Gundy que los jugadores de Detroit tenían que “entender que LeBron es LeBron. Tiene la oportunidad de hacer lo que él quiera”, en la rueda de prensa posterior echó bastante para atrás. No se sabe si por miedo a una sanción (que no pudo evitar) o porque realmente pensara que se había pasado en sus comentarios.