Leones del Escogido avanzaron este lunes a la final del torneo de béisbol local, al vencer 7-2 a los Toros del Este, en partido de desempate, disputado en el estadio Francisco Micheli.

Los melenudos se enfrentarán en la final a los Tigres de Licey, sus rivales capitalinos y con quienes comparten el estadio Quisqueya, que acogerá la serie, pactada al mejor de nueve.

La final inicia el próximo miércoles, en la que los Leones estarán presentes por ocasión número 29, habiendo logrado 15 títulos nacionales y trece subcampeonatos.

La tropa roja ha logrado tres coronas y un subcampeonato desde la campaña 2009-2010.

Los escarlatas tomaron control del encuentro con una carrera en el primer episodio, por triple del veloz Leury García y elevado de sacrificio del veterano Esteban Germán.

Los Toros igualaron 1-1 en el cierre de ese capítulo, al marcar una vuelta contra el abridor Carlos Pimentel, fruto de doble del jardinero Abraham Almonte, y rodado de Eugenio Vélez.

La pizarra se mantuvo igualada 1-1 hasta el octavo, cuando los visitantes marcaron tres vueltas contra el relevista Héctor Neris (1-2), quien cargó con el revés.

Dos de las vueltas de ese episodio las produjo el importado Lew Ford, con sencillo al prado central, mientras el criollo Pedro López llevó otra al plato con indiscutible.

La escuadra capitalina selló la victoria con tres vueltas en el noveno, contra los relevistas Joel Peralta y Román Méndez, para colocar la pizarra 7-1

Germán, con tres imparables y dos remolques, y Ford, con dos sencillos y dos impulsadas, fueron los mejores a la ofensiva por los ganadores.

El intermedista García también aportó dos incogibles y una producida para los escarlatas, que terminaron ganando sus últimos cuatro encuentros de la semifinal.

El lanzador ganador fue el criollo Ramón García (2-1), en labor de relevo de dos tercios de entradas.

El antesalista Deibinson Romero conectó dos de los ocho imparables de los derrotados, que marcaron su segunda carrera en el noveno episodio.

Por los Toros inició en la lomita el importado Bryan Evans, quien tiró seis episodios de una carrera, aunque no contó con apoyo ofensivo de sus compañeros.