Tigres de Licey y Leones del Escogido disputarán, a partir de este miércoles, la final del torneo de béisbol local, en la que los bengaleses buscan su corona 22 en la pelota criolla, la última de ellas lograda en la campaña 2013-14. La serie, pactada al mejor de nueve, se jugará en el estadio Quisqueya, cuya sede comparten los dos equipos capitalinos, que se enfrentan por novena ocasión en ese tipo de evento.

Los bengaleses han vencido a los escarlatas en seis ocasiones, mientras éstos solo han ganado dos finales a la tropa azul, y la últimas vez que chocaron fue en la temporada 2013-14. Los Tigres (12 y 6) quedaron en la cima en la semifinal, mientras los melenudos necesitaron un juego de desempate para lograr su boleto a la siguiente fase, con marca de 10 y 9.

Los Leones disputarán su final 29, habiendo logrado 15 títulos y trece subcampeonatos, mientras sus rivales han jugado 33 finales, en las que han sido vencidos en trece oportunidades. Los escarlatas han logrado tres coronas y un subcampeonato desde la campaña 2009-2010, siendo el equipo más dominante en las últimas contiendas.

Los Tigres, que no pierden una final desde la campaña 2007-08, fue el equipo con mejor bateo (.266) durante la semifinal, y su efectividad colectiva también fue la mejor, con 2.66. De su lado, los Leones batearon para promedio de .264, y la efectividad de sus lanzadores fue de 3.52.

La defensa es el punto negativo de la tropa que dirige el boricua Lino Rivera, ya que cometió 26 errores en 18 partidos, durante la semifinal. Mientras, los escarlatas, dirigidos por el criollo Luis Rojas, cometieron 23 pifias en 19 partidos. El campeón participará en la Serie de Béisbol del Caribe, a disputarse en el país del primero al 7 de febrero, con equipos de México, Cuba, Venezuela, Puerto Rico y República Dominicana.