El abridor de los Indios Danny Salazar se perderá entre tres y cuatro semanas debido a una lesión en el antebrazo, una baja importante en el tramo final de la temporada para un equipo con aspiraciones de destacarse en los playoffs.

Salazar se sometió a una resonancia magnética el lunes en Cleveland y fue examinado por el doctor Mark Schickendantz, director médico de los Indios. El derecho dominicano fue diagnosticado con un leve esguince del músculo flexor.

Los Indios, que lideran la división Central de la Liga Americana, informaron que Salazar recibirá el martes una inyección de inyección de plasma rico en plaqueta, y no podrá soltar el brazo durante unos 10 días.

De acuerdo con los plazos suministrados por Clevleand, Salazar podría reincorporarse a tiempo para los playoffs. Pero cualquier otro contratiempo le descartaría por el resto de la campaña.

Salazar, de 23 años, tiene foja de 11-6 con 3.87 de efectividad en 25 aperturas. Lanzó cuatro innings el viernes en Minnesota antes de ser relevado por molestias en el antebrazo.