El británico Lewis Hamilton (Mercedes) ganó este domingo el Gran Premio de Estados Unidos y cumplió tras salir desde la ‘pole’, mientras que el líder del Mundial, el alemán Nico Rosberg, aseguró perder lo mínimo siendo segundo, y el español Fernando Alonso (McLaren-Honda) disfrutó adelantando para ser quinto.

Hamilton logró en Austin la victoria número 50 de su carrera en la Fórmula Uno, la séptima de la presente temporada y la tercera consecutiva en el circuito tejano. Con los 25 puntos que sumó este domingo, alcanza los 305 puntos, por 331 de Rosberg, por lo que la distancia se queda en 26 puntos a falta de tres carreras.

No obstante, el segundo puesto de Rosberg y los 18 puntos consiguientes le dan la primera opción de sentenciar el campeonato en la próxima carrera, el Gran Premio de México, en la que podría proclamarse campeón si gana la prueba y Hamilton queda fuera de los puntos o abandona.

Si Hamilton cumplió, saliendo con seguridad y conservando el primer lugar desde el principio, el líder del Mundial también aseguró lo suyo, beneficiado por el coche de seguridad virtual que provocó el fallo del motor del holandés Max Verstappen (Red Bull).

Verstappen, que tuvo que dejar su coche y abandonar en el ecuador de la carrera, dio una oportunidad involuntaria a Mercedes de adelantar a su compañero australiano Daniel Ricciardo, que había ejecutado una gran salida para ponerse segundo, pero tuvo que conformarse con la tercera plaza.

Con los abandonos de Verstappen, primero, y del finlandés Kimi Raikkonen (Ferrari), después, por un error del equipo, la gran batalla fue la del quinto puesto, en la que Fernando Alonso sacó sus mejores habilidades.