La Liga de Verano de Béisbol Profesional dedicará la octava versión de su campeonato de béisbol al Obispo de la Diócesis de Puerto Plata, Julio César Corniel Amaro, presidente de los actuales campeones, Tiburones del Norte.

De esta manera lo anunció Héctor-Tito-Pereyra, presidente de la entidad, quien destacó las virtudes que por años posee el obispo, a quien consideró como una persona que ha contribuido sobremanera con el deporte en esa ciudad, muy especialmente con el béisbol.

“Con esta distinción queremos resaltar en gran magnitud el desempeño que desde su posición ha realizado el prelado en favor de que el béisbol tenga una constante vida en Puerto Plata”, resaltó Pereyra.

Un ejemplo palpable lo representa el hecho de que el año pasado los Tiburones dieron al traste con la marca que venían teniendo los Granjeros de Moca, franquicia que conquistó cinco coronas de manera seguida.

Pereyra expuso que los Tiburones es el equipo más novel de la liga, apenas entrará a su tercer año, y ya en 2015 levantó por todo lo alto el cetro de campeón.

Este hecho obedece al brillante desempeño que con Corniel Amaro a la vanguardia ha realizado la directiva en pleno de esta organización, la cual se convierte ya en una fuerza con mucha solidez en el circuito.