El relato de un gol del astro argentino es comparado con la capacidad de una iguana para esquivar un ataque de serpientes.