El delantero y Javier Mascherano volvieron en la aeronave que habían contratado los franceses para Ángel Di María.