El crack del Barcelona tiene 20 días sin actividad, desde que se lesionó el abductor derecho en el partido ante Atlético de Madrid.