ISIS sigue sus ataques contra el fútbol, actividad que consideran contrario al Islam. Si antes los afectados habían sido hinchas, ahora fueron directamente contra los jugadores, luego de decapitar a tres futbolistas y el director técnico del equipo Al Shabab en la ciudad siria de Raqqa. 

Según dio a conocer Raqqa SL, organización encargada de luchar contra los ataques de ISIS, en su cuenta de Twitter, los terroristas llevaron a cabo su brutal acto la semana pasada y lo hicieron en plena calle, siendo vista por una multitud de habitantes de la ciudad siria.

Los futbolistas asesinados fueron Osama Abu Kuwait, Nihad al Hussein, Ihssan al Shawakh y el hermano de éste, el técnico del equipo, Ahmed al Shawak, además de un quinto civil no identificado. Aunque el decapitamiento fue realizado hace días, recién este lunes se conocieron las imágenes que dan cuenta del cruento acto. 

ISIS acusó a los tres jugadores y al técnico de Al Shabab de ser espías de los kurdos, además de condenarlos por practicar fútbol, actividad que está prohibida en la ciudad siria de Raqqa desde hace dos años, fecha en que la organización terrorista tomó el control. 

El decapitamiento de los jugadores no es el primer acto terrorista que llevan a cabo contra el fútbol y este año ya habían atacado una peña del Real Madrid en Irak, dejando un saldo de 16 muertos. Además, aprovechando la final de la Champions League, lanzaron un nuevo ataque a otra peña y asesinaron a doce personas.