Boston Celtics ganó su tercer partido de la serie contra Atlanta Hawks  por 111 a 103,  gracias a sus 42 puntos, del base Isaiah Thomas estuvo a la altura de la ocasión.

El base estuvo imparable y resultó capital para que los Celtics comprimiesen la eliminatoria. A Thomas se unió Evan Turner con 17 puntos y 7 asistencias como titular y Amir Johnson con 15 tantos. Por Atlanta el máximo anotador fue Jeff Teague con 23 puntos y Kent Bazemore y Dennis Schroder aportaron 20 puntos cada uno.

Cambios de Stevens

Brad Stevens no se quedó de brazos cruzados ante los dos malos cuartos iniciales que había realizado su equipo en los dos primeros compromisos de la eliminatoria. El técnico decidió introducir a Turner en lugar de Marcus Smart y a Jonas Jerebko en la posición habitual de Jared Sullinger. La decisión de Stevens dio sus frutos, pues los Celtics iniciaron el partido como un vendaval y llegaron a acumular hasta 20 puntos de ventaja, marchándose al descanso con 12 puntos de renta.

40 puntos de verde

En la historia de los Celtics no es habitual encontrar a jugadores que hayan vestido la camiseta de Boston con partidos de 40 puntos o más en Playoffs. Thomas se unió anoche a una reducida lista de jugadores que lo han conseguido previamente: Rajon Rondo, Ray Allen, Paul Pierce, Larry Bird, John Havlicek, Sam Jones, Reggie Lewis y Jo Jo White.

“Simplemente estaba tratando de seguir el camino de otros grandes de la historia de los Celtics”, explicó Thomas tras el partido. “Y eso empieza ganando y luego ganando campeonatos”.

Mensajes inspiradores

Thomas también reveló que su gran rendimiento estuvo parcialmente inspirado por los mensajes recibió durante el día por parte de dos bases míticos de la historia de la NBA.

Allen Iverson le dijo que “siguiera luchando” ya que los Hawks “habían hecho lo que debían hacer en Atlanta, pero ahora era el momento de que ellos respondieran en su casa”, según comentó el base de los Celtics. Otro que también le quiso motivar fue Isiah Thomas, quien le “dio consejos que no puedo contar”, explicando que el que fuera base de los Pistons en los 80 y 90 le comentó “cosas que había visto en los partidos y le habían ayudado mucho”.