El Emirates Stadium fue el recinto más rentable de la temporada 2014/2015, la última que fue estudiada por el ranking del gabinete Deloitte.