Los Dodgers dejaron en libertad a Alexander Guerrero y se harán responsables de los restantes US$8 millones restantes del contrato del cubano de cuatro años y US$28 millones.

Guerrero fue firmado el octubre del 2013 con fama de ser un torpedero pulido y un bateador de poder. Los Dodgers trataron de trasladar al jugador de 29 años de edad a la segunda base, la tercera y luego los jardines, pero la defensa del oriundo de Las Tunas nunca fue de un nivel aceptable.

En abril del 2015, Guerrero fue nombrado Novato del Mes en la Liga Nacional, bateando .423 con cinco jonrones. En el 2014, su camino hacia las Grandes Ligas sufrió un tropezón cuando el dominicano Miguel Olivo le mordió la oreja izquierda durante una pelea en el dugout en liga menor.

Este año, sin un rol claro en el equipo de Los Angeles, Guerrero perdió tiempo debido a un moretón interno en una rodilla, una dolencia poco común. El 31 de mayo, Guerrero fue designado para asignación para hacerle espacio en el roster activo al zurdo mexicano Julio César Urías.