LeBron James y los Cavaliers le brindaron a Cleveland el domingo el primer campeonato deportivo de la ciudad en 52 años, conquistando la final del baloncesto de la NBA.

El lunes en el Progressive Field de Cleveland, los Indios recibieron a los Rays y le rindieron homenaje a James y los Cavaliers con la Kiss Cam (la cámara que capta a las parejas dándose un beso). En esta ocasión, no se trató de una pareja, sino una imagen de James dándole un beso al trofeo de campeón de la NBA.

Dicha imagen, más la victoria de la Tribu sobre Tampa Bay el lunes, ayudaron a mantener la buena vibra en Cleveland.