Los Indios de Cleveland hicieron casi todo bien en los Juegos 1 y 2 en su casa para poner a borde de la eliminación a los Medias Rojas en la Serie Divisional de la Liga Americana.

"Estamos jugando sin miedo", afirmó el bateador designado de la Tribu, el dominicano Carlos Santana.

Si bien es cierto lo afirmado por el toletero veterano, también es verdad que jamás es fácil barrer a un equipo con tanta experiencia y tanta artillería como los Medias Rojas, que estarán luchando por sus vidas el domingo en el Juego 3 ante su apasionado público del Fenway Park.

Y por supuesto, otro elemento será el deseo de los bostonianos de no ver llegar a su final la carrera del dominicano David Ortiz, quien ha dicho que el 2016 será su despedida como jugador activo.

Los Indios lucen confiados, pero también con los pies sobre la tierra.

"Esto no ha terminado. Tenemos que seguir jugando fuerte y seguir haciendo las cosas bien para salir victoriosos", dijo el torpedero de Cleveland, el puertorriqueño Francisco Lindor. ". (Los Medias Rojas) son tremendo equipo; tienen tremendo pitcheo, tremendo bateo. Tenemos que enfocarnos en lo que tenemos de frente".

El derecho Josh Tomlin se subirá al montículo el domingo por los Indios, a la vez que los Medias Rojas se irán con el también diestro Clay Buchholz.

"Sé que no será fácil, con esa fanaticada que ellos tienen", expresó el receptor de los Indios, el boricua Roberto Pérez. "Pero pienso que la presión es de ellos. Tenemos que seguir jugando nuestro juego, que es salir a guerrear y enfocarnos en lo que nosotros sabemos hacer, que es jugar la pelota como debe ser".

Para los "historiadores", los antecedentes traen mensajes mixtos. En tres oportunidades en que han estado arriba 2-0 en una serie al mejor de cinco, los Indios han salido airosos en dos de ellas, en 1995 contra los mismos Medias Rojas y en el 2007 ante los Yankees. Sin embargo, la otra ocasión fue en 1999, cuando perdieron tres juegos al hilo vs. el mismo equipo de Boston, con el dominicano Pedro Martínez fulminando a la Tribu con 6.0 innings sin hit ni carrera en relevo en el decisivo quinto partido en Cleveland.

Y hace nueve años, la Tribu tenía a los Patirrojos contra la pared en la Serie de Campeonato de la Liga Americana con ventaja de 3-1, sólo para caer en los últimos tres compromisos ante unos bostonianos dirigidos por Terry Francona.

"Simplemente tenemos que jugar (el domingo)", dijo Francona, quien ahora al frente de los Indios trata de llevar al equipo a su primera Serie Mundial desde 1997. "Espero que juguemos bien y que ganemos. Si no, seguiremos adelante al día siguiente.

"Es difícil cuando tratas de adelantarte a las cosas. Simplemente trataremos de ganar (el domingo)".

Los Medias Rojas tuvieron récord de 47-34 en casa en la temporada regular, a la vez que los Indios registraron 41-39 fuera del Progressive Field, incluyendo 1-2 en una serie en el Fenway en mayo.

"Entiendo que Boston tiene tremendo equipo; por eso es que hay que aprovechar el momento que primeramente Dios nos da y seguir batallando", comentó Santana. "Ellos quieren venir de atrás y no hay nada descartado. Hay que pensar juego por juego, no pensar en el pasado ni el futuro.

"Hemos jugado una pelota muy buena. Es una serie corta y hay que aprovechar las oportunidades que el otro equipo nos da. Gracias a Dios las hemos aprovechado".