La gira de despedida del dominicano David Ortiz llegó al Safeco Field de Seattle para la serie de los Medias Rojas contra los Marineros. Como ha sucedido cuando un ícono visita un estadio por última vez, Ortiz fue homenajeado antes del partido del miércoles.

Sin embargo, los Marineros le dieron un toque más especial debido a las raíces de Ortiz en el club.

Antes de jugar con Minnesota y luego Boston, el toletero fue integrante de la organización de Seattle. El boricua Edgar Martínez, la ex estrella de los Marineros que fue el prototipo de un bateador designado antes de Ortiz, salió con el primer regalo y fue un gran recuerdo.

De parte de los Marineros, Martínez le dio a Ortiz una copia enmarcada del primer contrato profesional que el quisqueyano firmó el 28 de noviembre de 1992 a los 17 años de edad. Junto al documento también estaba una foto de Ortiz con el uniforme del equipo Clase-A Wisconsin, sucursal de los Marineros en aquel entonces y donde Ortiz conoció a su esposa, Tiffany.

Seattle envió a Ortiz a Minnesota el 13 de septiembre de 1996 para completar el canje por Dave Hollins.

"Eso fue en la oficina del escucha en Dominicana. Eso fue algo maravilloso", dijo Ortiz sobre el contrato enmarcado.

Sus compatriotas Nelson Cruz y Robinson Canó, junto al venezolano Félix Hernández, fueron parte de las festividades y le presentaron un cuadro … pero no antes de regalarle a Ortiz un enorme reloj y algunas joyas.

La ceremonia también incluyó un aspecto típico de Seattle, con un trabajador del famoso Mercado Pike Place tirando un enorme pescado hacia el terreno. Los Marineros enviarán 34 libras de salmón a Boston para el hombre que viste el número 34 de los Medias Rojas.