Los Nets suman más problemas además del récord –5-15– que les hunde en la clasificación de la Conferencia Este. El equipo de Brooklyn tendrá que hacer frente a la baja indefinida de su prometedor rookie, Rondae Hollis-Jefferson.

El jugador de los Nets sufrió una fractura en su tobillo derecho el pasado sábado y tendrá que estar fuera de la dinámica deportiva de su equipo, informó este lunes Billy King, general manager de la franquicia de Nueva York.

Hollis-Jefferson tendrá que pasar por el quirófano, por lo que los Nets todavía desconocen el período de baja al que tendrá que estar sujeto el estatus del novato, que en su amancer NBA ha promediado 5,2 puntos, 6,1 rebotes y 1,4 robos.

Especialmente, el novato de los Nets se ha destapado como un defensor de perímetro bastante notable. Una vez operado esta misma semana, la franquicia podrá determinar el tiempo que Hollis-Jefferson tendrá que estar de baja.