El nuevo formato de la Eurocopa, que aumentó sus cupos de 16 a 24 selecciones, permitió que más selecciones tengan la posibilidad de clasificar y fue así como cinco debutantes consiguieron un cupo: Irlanda del Norte, Albania, Gales, Eslovaquia e Islandia. 

En el papel, los albaneses parecían ser el debutante más débil del torneo, pero en la tercera fecha de su grupo, luego de caer con Suiza y Francia, sorprendió a todos al vencer a Rumania por 1 a 0, tras el gol de Armando Sadiku. Ahora, con los tres puntos que sumaron, se ilusionan con clasificar a los octavos de final como uno de los cuatro mejores terceros.

Con la histórica victoria que consiguieron en la Eurocopa, el primer ministro de Albania, Edi Rama, quiso premiar al plantel por poner al país en los ojos de todo el Viejo Continente y les ofreció un pasaporte diplomático, que, entre otros beneficios, entrega un trato especial en el aeropuerto o quedar libre de impuestos en los dineros que reciben. 

"Son embajadores sin pasaporte diplomático, pero ahora se los entregarán", dijo Armand Duka, presidente de la Federación Albanesa de Fútbol. 

Pero no es el único incentivo que recibirán y también tendrán un premio económico de un millón de euros, el que podría ir en aumento en caso que avancen a octavos de final, para lo que deben esperar el final de todos los partidos de la fase de grupos y así saber si quedan entre los cuatro mejores terceros que obtendrán un cupo. Una inesperada actuación que tiene a todo Albania celebrando y orgullosos de sus jugadores.