De manera sorprendente, los Phoenix Suns han despedido este lunes a Archie Goodwin, tal como se ha hecho eco el periodista Shams Charania, de The Vertical, en primera instancia.

Los Suns no han dejado un hueco en su roster final para la temporada a Goodwin, de 22 años, y éste es un movimiento nada esperado en los días previos por los círculos de la liga.

Con tres temporadas en los Suns a sus espaldas desde que llegó a la NBA, Goodwin promedió 8,9 puntos el pasado curso, siendo un hombre bastante frecuente en los esquemas de los Suns. El escolta ex de Phoenix añadió 2,1 rebotes y 2,5 asistencias a su bagaje estadístico la temporada pasada.

Así, Goodwin se convertirá en agente libre tras no ser acogido en el plantel de Arizona. El resto de equipos NBA pueden ahora tener acceso a un escolta joven, explosivo, con capacidad de anotar, atlético, y mimbres para convertirse en un peón válido para muchas rotaciones.