Los Phoenix Suns, tras haber frenado algo la caída libre venciendo anoche a los Hornets, liberan morralla salarial.

Shams Charania, de Yahoo! Sports, informa que en Arizona han optado por desprenderse de dos de sus jugadores con contrato sin garantizar antes del domingo, momento en el que se convertirían en garantizados para toda la temporada.

Cory Jefferson, última elección del draft 2014, ala-pívot de 25 años, firmó en septiembre con los Suns y sólo ha participado en seis encuentros con menos de cinco minutos y dos puntos por noche.

El otro que ha visto su acuerdo cortado es Bryce Cotton, quien fue elevado de la D-League a finales de noviembre para cubrir de manera temporal la baja por entonces de Eric Bledsoe. Desde entonces sólo ha aparecido en tres encuentros sin impacto relevante.

Tras este movimiento los Suns se quedan con dos huecos disponibles en su plantilla, por lo que un movimiento de mayor calibre podría estar a la vista. También existe la opción de que fuera para aligerar salarios, ya que el dúo de despedidos podrían volver a firmar con los Suns, si así estos lo quisieran, contratos de 10 días.