Los Phoenix Suns han despedido a Jeff Hornacek como entrenador jefe de la franquicia. La noticia ya es oficial, aunque fue adelantada a última hora de la noche del domingo en EE.UU. por Yahoo Sports.

La pésima racha que acumulan los Suns con dos victorias en los últimos 21 encuentros y el mal ambiente que reina en la plantilla con lesiones de importancia, jugadores sublevados y despidos previos han desembocado con el despido de Hornacek, una decisión que era cuestión de tiempo.

Turno de los asistentes

Fuentes cercanas a la franquicia indican que, por ahora, los Suns no irán a la caza de ningún técnico de renombre de los que pueblan el mercado y se decantarán por darle los mandos hasta el final de la temporada a alguno de los que eran desde hace poco entrenadores asistentes. Corey Gaines y Earl Watson son los nombres con más posibilidades.

Hornacek abandona la disciplina dos temporadas y media después de su llegada. Tras rescatar a un equipo a la deriva y mantenerse de forma incansable durante dos años en la pugna sin frutos por los Playoffs, su avance ha ido deteriorándose hasta la dramática situación en la que se halla el equipo ahora donde, además de la racha de derrotas, abandona el equipo dejándolo como el tercer equipo que más puntos recibe por noche, con 106,5.

Dos años mejorando

Quedarse solamente con la última etapa del coach no sería justo. Cuando hubo estabilidad, él supo responder demostrando que era un técnico notable. Le tocó vivir el nacimiento de la era ‘post Nash’, y lo hizo con desenvoltura. En la temporada 2013-14, se colocaba a la cabeza de un proyecto con todo por delante y recursos limitados. A la marcha de Nash, se unió éxodo de Stoudemire a los Knicks, así como la mudanza de Grant Hill a los Clippers.

Comprobamos lo que un equipo en pañales podía hacer con un técnico contrastado como Alvin Gentry: provocar su destitución.

Desde que en Phoenix alcanzaran la Final de Conferencia en 2010 (donde perdieron ante los Lakers), el proyecto fue a menos. Tres años empeorando su balance de victorias —40, 33 y 25— y sin pisar los Playoffs, hasta que se derramó el vaso de la paciencia y Lindsey Hunter sustituyó, como ha ocurrido hoy, a Gentry en el papel de interino.

Dragic y compañía

Al curso siguiente, se inició el plano desde cero y eligió a Jeff como director de obra. La temporada 2013-14 terminó con Goran Dragic como el ‘Jugador más mejorado’ de la liga y los Suns a un suspiro de los Playoffs, novenos, con un soberbio balance, viendo de donde venían, de 48 victorias y 34 derrotas. La hazaña coincidió con un Oeste más voraz que nunca, y un récord positivo como éste fue insuficiente.

Con unas bases nada espectaculares como en su momento suponían los hermanos Morris, P.J. Tucker o Channing Frye, Hornacek diseñó un conjunto peleón y competente.

El curso pasado terminaron décimos, desinflándose en la recta final y no cuajando del todo el invento de los tres bases (Bledsoe, Dragic y Thomas). Su balance al cierre fue de 39-43. Su marca final, al mando de la franquicia, ha concluido con 101 victorias y 112 derrotas.