El trabajo de cada uno de ellos fue clave para dejar detrás 22 años sin avanzar a la postemporada en la Liga Americana