DeMarre Carroll, jugador de los Toronto Raptors, se ha sometido hoy miércoles a una artroscopia en su rodilla derecha. La franquicia canadiense no ha fijado una posible fecha para su regreso a las pistas.

Malas noticias para los Raptors que recientemente habían conseguido reunir a su quinteto de gala para la temporada: Lowry, DeRozan, Scola, Valanciunas y el propio Carroll.

Y una baja sensible para el esquema defensivo de Dwane Casey que, con su ausencia, deberán aguantar el tipo en una reforzada Conferencia Este. Actualmente ocupan la cuarta posición con un récord de 21-15.

Carroll ha arrastrado problemas en su rodilla durante toda la temporada. El pasado lunes no pudo vestirse de corto ante los Cavaliers y anteriormente se había perdido nueve partidos debido a una contusión en la zona y a problemas en la fascia del pie.

“Es una de esas cosas con las que podría jugar al 65%, pero no creo que todo el mundo lo vea como algo beneficioso”, dijo Carroll a la prensa.

El jugador, que estaba promediando 11,7 puntos y 4,8 rebotes en 32 minutos, firmó el pasado verano un contrato por valor de 60 millones de dólares y cuatro años.