Cuando Chris "La Muralla" Young hizo su apertura previa en la postemporada, apenas estaba en la aurora de su carrera y a lo mejor pensaba que una oportunidad como esa se le iba a presentar a cada rato. Muchos años después, el derecho de los Reales de Kansas City vuelve al primer plano de la pelota al iniciar un juego que puede ser crucial en la Serie de Campeonato de la Liga Americana.

"Era mi tercera temporada completa en las Grandes Ligas y era un momento bien especial", recordó Young a una pregunta de LasMayores.Com. "Recuerdo que era una tarde bien hermosa en San Luis y estábamos muy emocionados. La serie la teníamos en contra 0-2 y enfrentábamos a una tremenda alineación de los Cardenales, como la que presentarán los Azulejos de Toronto en el juego del martes, e igual, entonces y ahora, me esperaba una dura tarea".

En aquella ocasión, Young tiró una perla frente a los Cardenales, al no permitir carreras y tolerar cuatro hits en 6.2 episodios, en los que ponchó a nueve. La faena de Young le dio a los Padres de San Diego su única victoria en aquella Serie Divisional de 2006. A la postre, San Luis avanzó a la Serie Mundial y vencieron a los Tigres de Detroit.

Ahora Young, a sus seis pies y 10 pulgadas (6.10 metros) de estatura uno de los lanzadores más altos de la historia de las Grandes Ligas, abre en otra situación crítica para su equipo, que tiene ventaja 2-1 sobre los Azulejos en la Serie de Campeonato de la Liga Americana.

"Tal vez he perdido varias millas por hora en mi recta, pero ojalá pueda compensar eso con un poquito más entre ceja y ceja", comparó el derecho que destacó a nivel universitario tanto en la pelota como en el básquetbol, al hablar de la diferencia entre aquel serpentinero de los Padres y éste que lanza los bultos postales por los Reales a los 36 años de edad.

Egresado de la prestigiosa Universidad de Princeton, Young, el único abridor que no es dominicano en la rotación que presenta Ned Yost en la actual postemporada, ha tenido una carrera de altibajos, con muy buenas campañas mezcladas entre otras no tan sobresalientes, pero siempre se le ha conceptuado como un abridor solvente en la meca de la pelota.

"Uno tiene que hacer buenos lanzamientos, no importa donde juegue", dijo Young, al preguntársele cómo hará, siendo un pitcher que induce muchos elevados, en un parque donde la bola "camina" mucho. "He tenido malos días en estadios propios para lanzadores y buenos días en escenarios ideales para el bateo. El reto es ejecutar buenos lanzamientos y si puedes hacer eso de manera consistente vas a tener éxito, independientemente de donde lances".

Firmado por los Reales justo en la aurora de la pretemporada de 2015, había sido el Retorno del Año de la Liga Americana en 2014 con los Marineros de Seattle luego de perderse por completo la justa de 2013 debido a un síndrome nervioso que puede afectar seriamente el hombro de un serpentinero. Con Kansas City tuvo registro de 11-6 y 3.06 en una campaña dividida entre el cuerpo de relevistas y la rotación de Yost.

"Tuvo números estupendos y siempre los ha tenido", definió Yost sobre su selección para el cuarto juego de la Serie de Campeonato, a una pregunta de LasMayores. Com. "Ha tenido éxito ante unos cuantos de estos bateadores de los Azulejos. Por su estatura, crea confusión entre los bateadores y es un gran competidor. Tuvo una gran aparición frente a los Astros de Houston en Kansas City y sus dos aperturas previas fueron realmente muy buenas. Es una selección ideal para este juego".

El tema de utilizar en Toronto a un lanzador especialista en sacar outs a través de elevados se mantiene en el tapete, esta vez analizado por el dirigente de los Reales, quien no cree que esto afectará a "La Muralla", seudónimo que recibió Young de los narradores en español de los Padres.

"Eso no pasa con Chris", atajó Yost. "Si su recta y su slider le están funcionando bien, va a ser bien, bien duro. Por supuesto, cada lanzador necesita ejecutar. Si lo hace, estará en buen estado, si no lo hace, no lo estará. Pero esperamos que Chris ejecute [el martes]".