El gerente general de los Rockets de Houston, Daryl Morey, anunció hoy el despido del entrenador Kevin McHale y la designación del asistente J.B.Bickerstaff para que lo sustituya de forma interina.

"McHale ha sido un gran profesional y ha realizado una labor brillante con el equipo, pero pensamos que es el momento de hacer un relevo en la dirección de cara a que los jugadores tengan otra voz y puedan reaccionar de forma positiva", declaró Morey en rueda de prensa celebrada en el Toyota Center, de Houston.

Morey reiteró que el equipo bajo la dirección de McHale no había respondido y las ultimas derrotas con diferencias de más de diez puntos ante equipos que había que ganar en casa, era la mejor demostración de esa realidad.

"Vamos a hacer cambios hasta que el equipo vuelva a ganar porque dentro de la Conferencia Oeste no hay tiempo que perder", destacó Morey. "Estamos convencidos que Bickersataff es la mejor persona que podemos colocar en el puesto para que lidere al equipo y estoy convencido de que vamos a ser de nuevo ganadores".

Sin embargo, todas las valoraciones que se han dado a través de la liga al conocerse el despido de McHale, de 57 años, han considerado la decisión de los Rockets "precipitada" y "equivocada".

Mientras que han cargado contra los jugadores franquicia como el escolta James Harden y especialmente el pívot Dwight Howard, un pilar fundamental dentro del equipo, que no ha mostrado en el campo tal condición al tener el peor rendimiento de su carrera y sin actitud de líder en el campo.

El primero en criticar la decisión de los Rockets fue el legendario 'Magic' Johnson, quien a través de su cuenta de Twitter expresó su sorpresa y rechazo por la decisión.

"Si es cierto que los Rockets han despedido a McHale, han cometido un grave error", expresó Johnson. "Los Rockets tienen buenos jugadores individuales, pero carecen de grandes jugadores de equipo".

Los Rockets tienen marca perdedora de 4-7 después de que el lunes cayeron ante los Celtics de Boston por 95-111 en el Toyota Center, de Houston.

La derrota fue la cuarta consecutiva que sufrió el equipo después de haber tenido un inicio con otras tres al hilo y siguieron con racha de cuatro triunfos en fila.

McHale se encontraba en su quinta temporada y era la primera de la extensión de tres que le habían hecho el pasado diciembre con un salario de 12 millones de dólares.

Después de concluir el partido ante los Celtics, el propio McHale reconoció que los jugadores habían bajado la cabeza y que las cosas no marchaban bien.

"Las cosas no marchan en el camino que queremos y la realidad es que no estamos jugando juntos un buen baloncesto", destacó McHale, que llegó a los Rockets antes de la temporada del 2011-12.

Durante las cuatro temporadas que estuvo al frente del equipo McHale logró marca de 193-130, logró disputar tres veces la fase final y la pasada liga jugó las finales de la Conferencia Oeste que perdieron ante los Warriors de Golden State, actuales campeones de la NBA.

Bickerstaff, de 36 años, hijo del exentrenador Bernie Bickerstaff, hará su debut en la NBA como responsable de un equipo después de haber estado como entrenador asistente desde el 2004, primero con los Bobcats de Charlotte, Timberwolves de Minnesota y Rockets.