Casi con seguridad, los Houston Rockets verán partir a Dwight Howard este mismo verano. El que ha sido su pívot titular y una de sus piezas franquicia no parece tener mucho apego a su continuidad en Texas. Y por eso, la franquicia, con el general manager Daryl Morey como cabecilla, está ya eligiendo sustitutos.

Y en esa tesitura, Al Horford sería toda una prioridad para el verano de los Rockets, según ha podido saber el portal Sporting News.

Houston y Morey desean reclutar jugadores con un tiro decente, que puedan expandir la cancha lo máximo posible. Y en la descripción encaja perfectamente el pívot de los Hawks, que también ha despertado el gusanillo, sobre todo, de los Celtics.

Las medias de Horford esta temporada fueron de 15,2 puntos, 7,3 rebotes, 3,2 asistencias, 1,5 tapones y 50,5 en tiros de campo.

Más jugadores

Otro potencial objetivo para los Rockets podría ser Ryan Anderson, que, como Horford, será agente libre sin restricciones a partir de julio.

A parte de la persecución que Morey pueda montar en el mercado libre, también podría estar devanándose los sesos en busca de jugadas maestras de sign and trade. En tal tesitura podrían caber nombres tan potentes como Blake Griffin, Jimmy Butler o Carmelo Anthony, en caso de que se pusieran a tiro (lo cual no parece muy factible).

El caso es que los Rockets y su general manager buscan una estrella con la que contentar a James Harden. Y no cejarán en su empeño hasta que la barba trasluzca una sonrisa.