Los Rojos despidieron a Mark Riggins como instructor de pitcheo y ascendieron a dicho puesto al coach del bullpen Mack Jenkins.

Riggins, de 59 años de edad, se encontraba en su primera temporada como coach de pitcheo de Cincinnati, luego de fungir como coordinador de pitcheo de liga menor en la organización durante cuatro campañas.

Los lanzadores de los Rojos llegaron al lunes con la peor efectividad colectiva de Grandes Ligas, 5.51. Con 144 jonrones permitidos ya, el cuerpo monticular de Cincinnati lleva ritmo para romper una marca de Grandes Ligas. Además, los brazos de la tropa de Bryan Price han dado la mayor cantidad de bases por bolas en las Mayores.