Los Sacramento Kings pretenden renacer a lo grande en las próximas temporadas, un proyecto que se iniciará el próximo curso con la inauguración de un nuevo pabellón, un nuevo emblema y, quizás, de un nuevo jugador franquicia. Hoy, la franquicia californiana ha dado a conocer el que será su icono de ahora en adelante, y explicaban desde la organización que su diseño se basa en las ya profundas raíces que los Kings han echado en Sacramento.

“La nueva imagen de marca del equipo representa la nueva era en Sacramento”, explicó el presidente Chris Granger. “Cuando llegamos en 1985, la ciudad entera se transforma y se consigue un espíritu comunitario increíble. Sentimos que eso esta sucediendo de nuevo”, recalcó el directivo. Por ello, el emblema será una modernización del que lucía el equipo cuando salió de Kansas City rumbo a California.

El diseño muestra una corona algo diferente a lo habitual sobre la tipografía con el nombre de la franquicia. Los colores del emblema varían del rojo y azul originales al púrpura y granito, algo que desde la entidad ven como un guiño al crecimiento de la ciudad de Sacramento. “El granito de la sierra es la base de nuestro nuevo pabellón, lo que une nuestra ciudad con nuestro equipo”, subrayó Granger.

A pesar de que aun no se conocen las camisetas que vestirán los Kings la próxima campaña, el ejecutivo se encargó de negar que el negro habitual del equipo vaya a desaparecer de la paleta de colores de la franquicia. Además, el color principal de la entidad, el púrpura, variará levemente el tono para hacerlo más oscuro y mostrar una imagen más “potente” según las palabras del propio directivo.