Stephen Curry va a ser, sin duda ninguna, el agente libre más cotizado del mercado durante el próximo verano. El base de Golden State firmará el contrato de su vida casi con toda seguridad, pues su actual acuerdo con los Warriors no está cerca siquiera de otras estrellas de la liga. San Antonio Spurs aprovecharán la circunstancia y tratarán de firmar al vigente MVP, según Ric Bucher de Bleacher Report.

Los Spurs afrontarán un verano más la necesidad de rejuvenecer su plantilla. Duncan se ha retirado este verano, pero jugadores como Ginobili o Tony Parker llevan tiempo necesitando pasar a un rol más discreto ante el creciente liderazgo de Kawhi Leonard. LaMarcus Aldridge estaba destinado a ser el engranaje ofensivo que ayudara a Leonard, pero sus números en esta primera temporada con San Antonio han sido inferiores a los que consiguió en los últimos años como Blazer.

Además, los Warriors tendrán que realizar ajustes en su sistema salarial o convencer a sus estrellas de aceptar un salario algo inferior al de mercado para cuadrar sus cuentas.

La temporada regular de los Spurs fue superlativa, aunque el equipo de Gregg Popovich acabó cayendo a manos de los Oklahoma City Thunder en semifinales de conferencia, algo inesperado pues todos los analistas esperaban un duelo contra los Warriors en la Final del Oeste.