Como ya se preveía desde ayer, cuando Rusty Simmons de The San Francisco Chronicle anunciaba que Draymond Green podría no jugar los dos próximos partidos, el ala-pívot de los Warriors ha confirmado tras la última sesión de tiro que no estará presente en el partido de esta noche ante Denver Nuggets.

“No tienen que hacer mucho para convencerme porque sé que lo necesito“, expresa Green confirmando que descansará ante la franquicia de Colorado. “He llegado a un punto en el que quiero pelear pero mi cuerpo no me deja… Estoy bastante cansado en estos momentos“.

Green, quien no ha querido asegurar si su ausencia se prolongará también al jueves contra los Lakers, ha señalado que pese a haberse lastimado un dedo el lunes, su baja se debe sobre todo a problemas en el tobillo. “Tengo molestias en varias partes del tobillo“.