Caballos y Toros, como en un rodeo, estarán luchando por un puesto en el Round Robin en la últioma semana de la fase regular en la pelota invernal dominicana.

Los Toros del Este y los Gigantes del Cibao mantienen el escenario encendido.

En esta contienda también se encuentran con posibilidades mínimas las Águilas Cibaeñas, que ocupan la última posición del certamen pero a cuatro juegos de los Toros, que dominan la cuarta plaza, y debajo de los Gigantes.

Están situadas en la sexta posición, por lo que su avance parece poco probable al tener que dejar detrás a ambos conjuntos, basados en resultados que no dependen de ellos.

En estos últimos seis desafíos, los Toros jugarán tres en la ruta y tres como dueños de casa; en el caso de los Gigantes, cuatro de sus compromisos son en San Francisco y solo dos como visitantes.

En este aspecto, ambos equipos se encuentran igualados, ya que los romanenses compensan el partido demás que tienen como visitantes con los dos juegos de ventaja que tienen sobre su perseguidor.

La mayor desventaja que experimentan los Gigantes es que en lo que les resta de calendario solo se enfrentan en una ocasión a los Toros y es en el último partido de la temporada, cuando ya las cosas podrían estar definidas.

En todo caso, la ventaja que poseen los taurinos es que su futuro depende de los resultados que ellos mismos puedan obtener, a diferencia de los que vienen detrás, quienes tienen que jugar mirando el marcador. 

Para enfrentar este último recorrido, los Toros les darán la pelota a Rudy Owens y Edwar Cabrera contra Licey, Bryan Evans y Elih Villanueva ante las Águilas, Joel de la Cruz contra las Estrellas y nuevamente a Cabrera, en esta ocasión frente a los Gigantes.

Los de San Francisco, por su parte, confiarán en los brazos de Adalberto Mejía y Sam Gaviglio Vs. Leones, Adrián Salcedo y Rafael Pérez Vs. Licey y Jeremy Hefner contra Águilas. 

La suerte está echada, y este final de temporada nos mostrará si los Toros dejaron a los campeones fuera, si estos pudieron levantarse y pasar, o si las Águilas levantaron el vuelo hasta la gloria.