Luguelín Santos cumplirá 22 años en noviembre próximo y sabe que tiene el tiempo a su favor. Sus mejores aliados son una salud de hierro y su inmenso deseo de dejar su huella en la historia del atletismo.
El nativo de Bayaguana no pierde de vista su razón vital en este momento. “No nos podemos conformar. Quiero la medalla de oro de los Juegos Olímpicos y esa es mi meta principal”, proclamó el medallista de plata de Londres 2012.

Luguelín admite que la competencia está dura en los 400 metros planos, con rivales como el sudafricano Wayde Van Niekerk, campeón mundial de Pekin 2015; el estadounidense LaShawn Merritt, campeón mundial de Moscú 2013, y granadino Kirani James, actual monarca olímpico. “Todos quieren ese oro olímpico y el trabajo es lo que va a determinar quién se queda con la medalla”, expresó el medallista de bronce mundial de 2013 y campeón de los Juegos Panamericanos Toronto 2015.

La presente temporada no empezó de la mejor forma para el campeón de los Juegos Olímpicos juveniles de 2010. Fue derrotado por Gustavo Cuesta en los Juegos Militares, pero luego entró en ritmo y el resto del año ha tenido excelentes resultados.  Quedó cuarto en el Mundial de Pekín, antes de coronarse en Toronto. “Los atletas son del tamaño de sus sueños. Me entreno para competencias grandes. Los mediocres que se preparen para competencias pequeñas. No busco nada en Juegos Militares”, apuntó.

Luguelín insistió en la importancia del trabajo. “Mi entrenador (Ludwig Rubio) me recomienda ir a distintos campamentos, entrenar en lugares diferentes para no acomodarme. Estamos trabajando con la mira puesta en Río de Janeiro, mejorando los tiempos para lo que queremos hacer allá”, explicó.

A pesar de su juventud, Luguelín es uno de los íconos deportivos de la historia del país. Obstenta una medalla olímpica, otra mundial, oro olímpico juvenil y oro en los Juegos Panamericanos, un palmarés envidiable en una carrera que apenas inicia.

Aprovechando las instalaciones deportivas hechas en Bayaguana a raíz de los Juegos Nacionales Monte Plata 2006, Luguelín inició su carrera deportiva en ciclismo, pero a corta edad pasó al atletismo y los resultados positivos no se hicieron esperar.

Llamó la atención en el deporte dominicano al obtener la medalla de oro de los primeros Juegos Olímpicos Juveniles Singapur 2010. También ganó la presea dorada como parte del equipo de Las Américas en el relevo 4 X 400.