El pesista Luis García irá a los Juegos Olímpicos a los 21 años de edad, en la tercera disciplina que practica de manera formal y sin recordar su primer día como deportista.

García es hijo de profesores de gimnasia y comenzó a practicar esa disciplina a una edad tan tierna que no recuerda el inicio. “He estado en el deporte desde que recuerdo. Comencé en la gimnasia guiado por mis padres. Puedo decir que nací en el deporte, tan así es que no recuerdo cuándo empecé porque era muy pequeño”, relató García en un aparte con Metro en los entrenamiento que realiza en Jarabacoa el equipo de halterofilia que asistirá a Río 2016. García salió de gimnasia a los 12 años y se mudó a clavados. “Duré cuatro años en clavados y disfrutaba mucho, pero tuve problemas por favoritismo con otros atletas y en 2011 pasé a halterofilia”, explicó.

El impacto de García fue inmediato. “Gané plata en un evento juvenil escolar a los cuatro meses de iniciar en Levantamiento de Pesas. Para entonces, mis entrenadores y compañeros me incentivaban a mantenerme en esta disciplina”.

Para el nativo del sector Herrera, en Santo Domingo Oeste, fue una sorpresa que el país lograra la plaza y más aún que lo eligieran a él. “Quiero hacer mi mejor alzada. Siempre tuve el anhelo de estar en unos Juegos Olímpicos y quiero representar bien a los dominicanos”, expresó.

Los cambios de disciplina provocaron que la posibilidad de ir a los olímpicos se alejara. “El deporte me ha enseñado a insistir. Cada vez que he cambiado de deporte he tenido que iniciar de cero, pero con constancia he podido recuperar el terreno”.

García estudia educación física en la Universidad Autónoma de Santo Domingo. Participa en una base de entrenamientos que ejecuta la Federación Dominicana de Levantamiento de Pesas con los pesistas que irán a los Juegos Olímpicos.

Beatriz Pirón y Yuderkis Contreras están clasificadas en femenino y existe la posibilidad de una tercera plaza para una atleta, en caso de que Rusia sea castigada en esta disciplina por los problemas con su política antidopaje.