Luis Perdomo se convirtió en la piedra en el zapato del zurdo Madison Bumgarner y los Gigantes de San Francisco, quienes cayeron derrotados 3-1 ante los Padres de San Diego. Perdomo lanzó seis entradas y un tercio, en las que permitió cuatro imparables, una carrera, una base y ponchó a cinco bateadores, para conquistar su octava victoria de la temporada, con nueve derrotas y una efectividad de 5.68.

El dominicano superó a Bumgarner, quien permitió tres carreras en seis episodios y dos tercios, en los que regaló dos bases por bolas y ponchó a cinco rivales.

El as de San Francisco, trataba de evitar que los Gigantes, quienes están en la pelea por clasificarse a la postemporada, cayeran ante los Padres por segundo día en forma consecutiva.

Para Perdomo esta fue su quinta salida de calidad (seis entradas o más de tres carreras o menos) en sus últimas 10 aperturas para San Diego, que no tiene oportunidad de avanzar a los playoffs de Grandes Ligas.

Martínez cae ante los Cachorros

El lanzador dominicano Carlos Martínez tuvo su peor salida en sus últimas siete aperturas y cargó con la derrota en el encuentro que los Cardenales de San Luis perdieron por blanqueada 7-0 ante los Cachorros de Chicago. Martínez (14-8, 3.15) fue atacado por ocho imparables, dos de ellos cuadrangulares y cuatro carreras, en su labor de seis entradas, en las que ponchó a nueve bateadores y no otorgó bases por bolas.

El derecho de los Cardenales vio rota una cadena de seis aperturas consecutivas de calidad, periodo en el que había concedido un solo cuadrangular.

Los Cachorros fueron encabezados en la ofensiva por el inicialista Anthony Rizzo, quien conectó un vuelacercas y remolcó tres carreras, mientras en el montículo Jon Lester navegó ocho entradas en las que solo le pegaron tres incogibles, regaló una base por bolas y ponchó a ocho bateadores, con lo que puso su marca en 17-4 en lo que va de temporada.

Así colocó de paso en uno el número mágico de los Cachorros, quienes lideran la Central de la Liga Nacional, para lograr su pase a la postemporada. 

Por los Cardenales, el dominicano Johnny Peralta falló en un turno como emergente y Martínez se fue en blanco en la única oportunidad que tómo en el partido.