Se presuponía que Luke Ridnour estaba retirado de la práctica profesional del baloncesto, pero no ha sido hasta hoy cuando ha sido de manera oficial. El que fuera jugador de la NBA durante 12 temporadas así lo ha confirmado en una reciente entrevista con el medio Bellingham Herald.

“Estoy retirado”, admitió. “No voy a volver. Creo que el verano pasado se sabía, aunque no lo dijera directamente”, añadió.

“En cierto modo, es bueno estar en casa y vivir una vida normal con tu familia. No pude pasar mucho tiempo con ellos, y ahora puedo sentarme y disfrutarlo. Echo de menos ciertas cosas del juego, a algunas personas o competir, pero estoy emocionado por poder pasar tiempo futuro en mi casa”, destacó.

Escogido en el puesto 14º de la primera ronda del Draft 2003 por los extintos Seattle Supersonics, este base blanco y ‘bajito’ (1,88 metros) se ha labrado una interesante carrera de 12 años en la mejor liga del mundo. Ridnour atesora 830 partidos oficiales (493 como titular) y 22 en playoffs (11 como titular).

Y como jugador en activo amasó un promedio 9,3 puntos, 2,3 rebotes, 4,5 asistencias y 1 robo en 26,1 minutos sobre el parquet. Su carrera transcurrió entre Seattle, Milwaukee, Minnesota, Charlotte y Orlando.

Un verano de locura

Ridnour fue uno de los protagonistas del verano 2015, cambiando de equipo hasta en cuatro ocasiones. En junio sería traspasado a los Memphis Grizzlies. Del Estado de Tennessee pasaría a los Charlotte Hornets y de ahí a Oklahoma City Thunder y finalmente a Toronto Raptors, dónde sería cortado el 9 de julio. En sus últimos días como jugador en activo pasaría hasta por cuatro equipos sin ni siquiera debutar con ninguno de ellos.

“Fue divertido ver a toda esa gente siendo bombardeada y escribiendo sobre aquello y toda la locura que fueron aquellos días”, dijo sobre aquel periodo de mercado.