Tiene apenas 23 años de edad, pero Maikel Franco ya puede mencionarse entre nombres como el Salón de la Fama Mike Schmidt y Scott Rolen en los anales de los Filis.

En 133 de la historia del equipo, Filadelfia ha contado con por lo menos 20 jonrones de parte de su antesalista en 28 ocasiones. Schmidt lo hizo 13 veces, Rolen cinco y ahora el dominicano Franco. Rolen y Dick Allen son los único que lo han logrado a una edad tan joven como la de Franco.

Allen disparó al menos 20 cuadrangulares tanto a los 22 como los 23 años, y luego dos veces más. Las cinco campañas de Rolen con 20 o más vistiendo el uniforme de los Filis fueron en forma consecutiva, desde los 22 años hasta los 26.

"Me siento bastante bien con eso", dijoi Franco. "Me emociona. Entiendo esa situación, pero simplemente llego todos los días para hacer lo más posible".

El martes, Franco alcanzó su vuelacercas número 20 de la campaña, yéndose de 4-4 con cuatro empujadas. Por vez primera, el quisqueyano se embasó cinco veces en un partido.

Los Filis se encuentran en una reconstrucción y Franco se encuentra en medio de ese proceso. Su condición de prospecto de lujo brindó algo de esperanza en el 2015 cuando fue subido al equipo grande. Y ahora, en una primera temporada completa en Grandes Ligas Franco se ha visto a la altura de las expectativas, pese a algunos altibajos.

"En torno a Franco, es bueno verlo estallar después de estar de 20-0 y dar cuatro hits con jonrón", dijo el manager de los Filis, Pete Mackanin. "Es bueno ver a todos rendir".

Para ser exacto, Franco se había ido de 17-0 y de 52-8 durante su bajón previo al martes, algo que había afectado al ataque ofensivo de los Filis en sentido general. En sus 15 encuentros anteriores, Filadelfia había promediado tres anotaciones por juego.

En el caso de Franco, el joven afirma que no cambió nada en su mentalidad, sino que en algunas ocasiones la bola se ve bien grande. El martes aprovechó el tercera base ante nada más y nada menos que el zurdo Madison Bumgarner de los Gigantes, el lanzador con la segunda mejor efectividad de Grandes Ligas.